miércoles, 30 de noviembre de 2016

El jugador de rol


Como ya hemos dicho, la función del jugador de rol es contribuir a crear una buena historia. Éste debería de preguntarse a menudo: “¿cuál es la siguiente acción o diálogo que aportaría calidad a esta historia?”.  Que una historia sea buena, o incluso memorable, depende casi en exclusiva de los jugadores. Un buen jugador de rol es aquel que inspira al narrador con sus acciones y diálogos e intenta sacar lo mejor de éste. El jugador de rol es el que decide con su personaje qué rumbo tomará la historia. Es responsabilidad del narrador narrar en detalle aquello que interese al jugador y no solo aquello que le interese a él. 


jueves, 24 de noviembre de 2016

La narración


La diversión del narrador consiste en que sus jugadores se diviertan. Teniendo en cuenta que jugamos a rol para divertirnos, el objetivo del narrador no será más que generar diversión, y divertirse en el proceso... Pese a que cómo divertirse es particular de cada jugador o narrador, todos coincidirán en que quieren participar en una buena historia. Para crear una buena historia hace falta construir un conflicto que capte la atención de los jugadores. Solo de esta forma los jugadores pondrán toda su creatividad e imaginación al servicio de la partida. Así facilitaremos que los jugadores cumplan su función: contribuir a crear una buena historia.